Temporada 2018 en Miramar: un saldo positivo

Miramar continúa con un movimiento turístico aceptable en este comienzo de marzo producto del buen clima y temperaturas que permiten disfrutar de la playa, algo que al parecer perdurará inclusive el fin de semana.
Igualmente, la temporada va culminando con un positivo balance, especialmente para el sector hotelero y gastronómico.
Datos oficiales recabados por la Secretaría de Turismo demuestran que la ocupación de alojamientos durante febrero rondó el 70%, con aumentos durante fines de semana y prevaleciendo en los números particulares, las cabañas, aparts junto a hoteles 3 estrellas.
"El balance general es positivo, más allá de cada análisis particular recibimos nuevos visitantes y seguimos siendo un destino elegido por su tranquilidad. Vemos que la gente viaja bastante, exige calidad de servicio y especialmente para no llevar dinero efectivo, la chance de pagar con débito o crédito en la mayoría de los comercios, algo que iremos hablando de aquí en más para adaptarnos a la realidad", sostuvo, el secretario de Turismo, Cultura y Deportes, Mariano García.
"Ya se está trabajando para una campaña de temporada baja en conjunto con las diferentes instituciones y actores involucrados. Queremos reafirmar un cronograma de eventos, deportivos, culturales u otros que nos permitan posicionar de otra manera la ciudad", amplió.
Una encuesta realizada por personal especializado otorgó un parámetro sobre el perfil y características de quienes eligieron la ciudad estas vacaciones.
Más de la mitad de los visitantes llegaron desde Capital Federal y el Gran Buenos Aires, luego siguieron otros destinos como Mendoza, La Plata, San Juan y La Pampa, destacando también un buen promedio de público fiel que llega periódicamente desde Mar del Plata y la zona.
El promedio de estadía predominante fue de 14 días, aunque 7 días es el período que más se repitió.
Otros datos importantes que arrojó el mencionado estudio, fue que el 90% de los encuestados dijo haber llegado a la ciudad en vehículo propio y el 77% acompañados por la familia, donde el gasto diario aproximado, sin tener en cuenta el alojamiento, fue de 230 pesos por persona.
También es real que inmobiliarias, sobre todo en las operaciones de casas y chalets, reflejan una merma cada vez mayor por los recambios y presupuestos acotados, al igual que los alquileres de carpas y sombrillas.
Si bien Miramar mantiene un público fiel desde hace varias generaciones esta temporada se vio un buen caudal de gente que llegó por primera vez, al menos para pasar el día.

Compartir esta Noticia de Miramar